¿Quieres ser mi dama de honor?

  • Publicado en Ideas para tu boda
¿Quieres ser mi dama de honor?

En contra de todo lo que se pueda pensar, la costumbre de elegir damas de honor para el día de la boda surgió en Europa, en la Edad Media, y fue asimilada después en América.

"Ya tengo al chico, ahora solo me faltan mis chicas”, así comienza esta divertida proposición que recupera y reinventa una tradición ancestral.

Elegimos a las mejores amigas como co-protagonistas del gran día, para dar apoyo, ayudar con la toma de algunas decisiones y ultimar esos pequeños detalles. En resumen, para estar al lado de la novia en todo momento. Para mi no resulta para nada una “americanada”, de hecho, me parece precioso poder compartir ese momento con tus amigas. Hacer que se sientan partícipes y especiales en tu boda. Se merecen que les hagamos la gran propuesta de la mejor manera que se nos ocurra: ¿Quieres ser mi dama de honor?

Sandra

¡Atención Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Acceso

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?